Parte 2: Pensadores filosóficos de la Antigüedad

Expondremos a continuación una breve reseña de dos importantes pensadores filosóficos de la antigüedad.

Sócrates

(470 a. C.399 a. C.) fue un filósofo griego considerado como uno de los más grandes tanto de la filosofía occidental como universal y como precursor de Platón y Aristóteles, siendo los tres representantes fundamentales de la filosofía griega.

PENSAMIENTO FILOSOFICO

El rechazo al relativismo de los sofistas llevó a Sócrates a la búsqueda de la definición universal, que pretendía alcanzar mediante el método inductivo. Probablemente la búsqueda de dicha definición universal no tenía una intención puramente teórica, sino más bien práctica.

Sócrates desarrolló un método práctico basado en el diálogo, en la conversación, la “dialéctica“, en el que a través del razonamiento inductivo se podría esperar alcanzar la definición universal de los términos objeto de investigación. Dicho método constaba de dos fases: la ironía y la mayéutica. En la primera fase el objetivo fundamental es, a través del análisis práctico de definiciones concretas, reconocer nuestra ignorancia, nuestro desconocimiento de la definición que estamos buscando. Sólo reconocida nuestra ignorancia estamos en condiciones de buscar la verdad. La segunda fase consistiría propiamente en la búsqueda de esa verdad, de esa definición universal, ese modelo de referencia para todos nuestros juicios morales incluso a través de la aporía. La dialéctica socrática irá progresando desde definiciones más incompletas o menos adecuadas a definiciones más completas o más adecuadas, hasta alcanzar la definición universal. Lo cierto es que en los diálogos socráticos de Platón no se llega nunca a alcanzar esa definición universal, por lo que es posible que la dialéctica socrática hubiera podido ser vista por algunos como algo irritante, desconcertante o incluso humillante para aquellos cuya ignorancia quedaba de manifiesto, sin llegar realmente a alcanzar esa presunta definición universal que se buscaba.

PLATÓN

(circa. 427 a. C./428 a. C.347 a. C.) fue un filósofo griego, alumno de Sócrates y maestro de Aristóteles, de familia nobilísima y de la más alta aristocracia. Platón (junto a Aristóteles) es quién determino gran parte del corpum de creencias centrales tanto del Pensamiento Occidental como del hombre corriente (aquello que hoy denominamos “Séntido Común” del hombre occidental) y pruebas de ello son la noción de “Verdad” y la división entre “doxa” & “episteme”, hoy sabemos que Platón combatió y popularizo ó demostro una serie de ideas enfrentadas a filósofos Presocráticos y al de los Sofistas (muy populares en la antigua Grecia). Su influencia como autor y sistematizador ha sido incalculable en toda la historia de la filosofía, de la que se ha dicho con frecuencia que alcanzó identidad como disciplina gracias a sus trabajos. Entre sus obras más importantes se cuentan los Diálogos y La República (en griego Πολιτεια, politeia, “forma de gobernar – ciudad”), en la cual elabora la filosofía política de un estado ideal; el Fedro, en el que desarrolla una compleja e influyente teoría psicológica; el Timeo, un influyente ensayo de cosmología racional influida por las matemáticas pitagóricas; y el Teeteto, el primer estudio conocido sobre filosofía de la ciencia.

Fue fundador de la Academia de Atenas, donde estudió Aristóteles. Participó activamente en la enseñanza de la Academia y escribió sobre diversos temas filosóficos, especialmente los que trataban de la política, ética, metafísica y epistemología. Las obras más famosas de Platón fueron sus diálogos. Si bien varios epigramas y cartas también han perdurado.

Los diálogos de Platón tienen gran vitalidad y frecuentemente incluyen humor e ironía. Por su método expositivo se considera a Platón el filósofo más ameno.

PENSAMIENTO FILOSOFICO

Estos son algunos de los conceptos básicos del pensamiento de Platón.

M. Sensible à Para Platón es el “mundo visible”, que se encuentra entre el ser y el no ser donde la realidad siempre cambia. El M. Sensible es una copia del M. Inteligible. El M. Sensible está compuesto por objetos particulares. Este mundo está “creado” por el Demiurgo, es decir, éste lo saca de un estado de confusión y desorden.

M. Inteligible à Éste es el mundo en el cual los objetos particulares son necesarios, universales e inmutables. El M. Inteligible es conocido como el M. de las Ideas, en donde dichas ideas son: necesarias; auténticas; universales; inmutables; indivisibles; eternas (ingénitas, trascienden al tiempo y no están en el espacio); jerarquizadas (una Idea en un grado tan alto que las abarca a todas). En los diálogos de madurez insiste en la trascendencia de las ideas y afirma que son modelos, arquetipos ideales.

Dialéctica à Es un camino con dos sentidos: uno que asciende (“conocimiento”- “imaginación”) y otro que desciende (momento en el que transmite a los demás)

Idea de Bien à Es la idea que se encuentra en la cúspide jerárquica del M. de las Ideas, siendo esto la causa de que todas las demás “posean esencia y existencia”.

Ciencia à Conjunto de afirmaciones universales, necesarias e inmutables, donde la ciencia existe y tiene valor. Esto sólo es posible porque existen realidades universales, necesarias e inmutables. La ciencia nos proporciona el conocimiento del M. de las Ideas y tiene dos niveles: Pensamiento y Conocimiento. Pensamiento: se obtiene cuando se razona y se va de la hipótesis a las conclusiones que de ellas se deducen. Conocimiento: conocimiento que, partiendo de la hipótesis, se va al principio que es la hipótesis de todas las demás. Éste es el conocimiento de la Idea de Bien.

Opinión à Conocimiento falso que se ocupa de los objetos del M. sensible. Se valoraba en la filosofía de los Sofistas. Es lo que lleva al estado a corromperse, moralmente y legalmente triunfando la violencia.

Posee dos niveles: imaginación y creencia. Imaginación: conocimiento obtenido mediante conjeturas en donde reina la impresión, la confusión. Creencia: conocimiento de realidades en continuo cambio.

Alma y virtud à El alma es el auténtico y genuino yo del hombre. El alma es inmortal, porque cuando el cuerpo de un hombre muere el alma sigue existiendo porque ha vivido en el M. de las Ideas antes de unirse al cuerpo. Se distinguen tres tipos de almas: la racional (de naturaleza espiritual), la irascible y la concupiscible (propias del cuerpo y desaparecerán cuando éste muera).El alma superior, que es la racional, debe someterse y dirigirse a las otras dos almas .La virtud es lo que necesita el hombre para dedicarse a la contemplación, que es el ejercicio que le es propio a la auténtica alma. Es necesaria para alcanzar la sabiduría consistente.

Rey filósofo à Es el que conoce la Idea de Bien, llega al conocimiento de la verdad y tiene la obligación de transmitirlo a la ciudadanía. Controla las funciones de cada estamento y la sociedad. Cumple su función sin meterse en el campo de los demás.

Reminiscencia à Recuerdo que el alma tiene de las ideas. Éste procede de la estancia del alma en el M. inteligible y de donde obtendrá el conocimiento verdadero.

Justicia à Es lo que se obtiene por el quilibrio de las virtudes de templanza, valentía y prudencia.

ECHEVETTI WILLIAN

HEIN EDGAR

LOZANO FERMIN

Anuncios

Una respuesta to “Parte 2: Pensadores filosóficos de la Antigüedad”

  1. suelem Says:

    eu gostaria de saber sobre os pensadores filosoficos e seus respectivos elementos. obrigada o site é maravilhoso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: