24 de Marzo de 1976

El 24 de marzo, se recuerda tristemente el  comienzo de la última dictadura en Argentina, allá por 1976, cuyo resultado ya lo conocemos, 30.000 desaparecidos aproximadamente.   Se instituyó como semana de la Memoria, para recordar que es algo que no tiene que ocurrir “Nunca Más”. Hoy los argentinos disfrutamos de un estado de derecho, donde existen libertades y garantías, y sobre todo  el amparo constitucional a todos sus habitantes, a pesar de todas las calamidades que cubren el cielo argentino, robos, matanzas, hepatitis, piquetes, paros,…y lo peor no enseñar, debemos entender  que esta es la mejor forma de vida, claro pero hay que mejorarla mucho, mucho, para ello, hay que trabajar. No obstante, no solo basta con recordar, sino con actuar con responsabilidad desde nuestros lugares de trabajo cotidiano, y sobre todo participar, para que otros no ocupen  nuestro lugar de decisión, sobre todo en los tiempos de duda, crisis económica, inseguridad… Como enseñanza nos debe quedar que para que aparezca el autoritarismo, no hace falta ser militar y que la sociedad no puede quedar dividida entre civiles y militares, tanto unos como otros, son útiles en sus puestos y funciones. Es más, el más grande estadista, y que gozó de prestigio popular en la Historia Argentina, fue Perón, militar.
En definitiva la historia nos enseña que nacimos, y nos desarrollamos entre los golpes militares, y las marginaciones políticas… ¿pero dónde estuvo el pueblo en esos momentos? Hoy creo que la sociedad es más madura, pero un poco cómoda, “mientras no me pase a mí, que el otro reviente”. Debo desterrar esa comodidad, por la lucha constante de nuestros derechos,…pero dentro del marco legal, respetando la ley, decía Solón “ si quieres ser libre, debes ser esclavo de la Ley”.
Construir es lo mejor que nos puede pasar, destruir es lo peor, la diferencia entre una palabra y otra  es abismal, pero la práctica diaria parece no confirmarlo, sobre todo en este contexto internacional  donde nada nos favorece. Memoria, nos hace falta no solo para recordar lo peor que nos pasó, sino para mirarnos a la cara y recordarnos quienes somos, y hacia donde vamos…memoria, para reconocernos y conocernos…más y veremos cuánto de bueno tenemos  para dar y sobre todo compartir.

Prof. HERALDO FOLLIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: